Mundo femenino

 

 

 

Eres la mediadora entre los mundos.

Eres la guardiana de los ciclos naturales.

Eres un sol para nuestra Tierra.

                                                       Carmen Paz

 

 

 

 

 

En 1984, Edward C. Whitmont, analista junguiano, publica la obra “El Retorno de la Diosa”

Esta obra es el resultado de diez años de investigación y cinco de elaboración de un resurgir de lo femenino que cada vez más encontraba en sus pacientes.

 

 

En esta investigación constata una característica distintiva de la condición psíquica de nuestra era: la recuperación de los aspectos femeninos del alma.

Según el Dr. Whitmont, nuestra sociedad, dominada durante tanto tiempo por ideas de orientación masculina de fuerza y agresión, inicia un período en el que desempeñarán un papel más importante los valores femeninos clásicos: instinto, sentimiento, intuición, emoción. Este movimiento posee, vigor suficiente para modificar nuestro mundo de un modo radical.

Posteriormente, han aparecido mujeres antropólogas, analistas como Jean Shinoda Bolen, Clarisa Pinkola Estés, Riane Eisler, Marija Gimbutas,Margaret Starbird, Diane Stein, Kathy Jones y Christiane Northrup. Todas ellas también tuvieron éstas experiencias como terapeutas, las recogieron y las explicaron en diferentes publicaciones convirtiéndose también ellas mismas en generadoras del cambio.

Yo misma, en mi trabajo terapéutico cotidiano sigo observando una incertidumbre y desasosiego generalizado en las mujeres, sean madres, esposas, jóvenes que no se corresponde con ningún factor objetivable y por tanto en la medida en que se inicia el cambio de contextualización hacia el camino de reconexión  femenina, éste desasosiego cesa. Pero no nos equivoquemos, esto también sucede en la población masculina donde se establece aquella pugna para intentar desaprender y poder resurgir aquellos valores que Whitmont  define como identificativos femeninos.

Y es que en realidad éstos valores están tomando su importancia y se están  equilibrando con los valores dichos masculinos, hasta ahora preponderantes, para la creación de un nuevo paradigma.

 

 

FUTURAS MAMAS

ESPACIO DE DULCE Y CONSCIENTE ESPERA

 

Para las futuras mamás, para la recuperación de su propia sabiduría de maternidad, su gran poder de creación y

conexión con el nuevo ser creado. Este espacio se acompaña con conocimientos y experiencias para conseguir no bloquear la gran inteligencia emocional que su hijo trae determinada.

 

 

 

 

 

 

NUESTRO ESPACIO

En este espacio que estamos creando, y a través de diferentes trabajos vamos a propiciar éste resurgimiento tranquilo, vamos a ser conscientes de él y al mismo tiempo dejaremos fluir y liberaremos todos los sufrimientos y rencores que conservamos en nuestra memoria celular.

Cada grupo tendrá sus propias actividades, las cuales son las que le corresponderán y le apetecerán y con las que se sentirán realizadas. Cada grupo es diferente y busca su fuerza y su poder de acuerdo a las energías movilizadas por el grupo.

 

Podemos indicar que las actividades en general serán:

 

-  de tipo creativo
-  expresión personal, danza de la propia  alma
-  escucha   silenciosa
-  puesta en común de las sensaciones  las experiencias de cambio en el entorno externo.
-  aprendizajes para conectar con la naturaleza y con la propia naturaleza

 

-  intentar reconectar con nuestras herramientas olvidadas cuya memoria mantenemos en nuestros registros celulares

Las actividades, en general, surgirán del inconsciente o memoria colectiva, intentando no realizar nada aprendido anteriormente. Favoreceremos el instinto y la espontaneidad

 

 

 

Esta sección se irá construyendo a partir de las sensaciones y sabiduría adquirida en nuestras experiencias, para compartir y como aportación a los demás, de nuestros descubrimientos.

“ Puedo ser una mujer que mire hacia el pasado con una actitud de aceptación y de compromiso conmigo misma y con mi entorno y no sólo con una actitud de resentimiento e impotencia ante lo que hemos creado como humanidad”

" Siento que estoy llena de amor, cooperación, paz, vida , regeneración y creatividad; y todo ello lo siento desde la alegría y la calma interior, esto me da una gran tranquilidad y seguridad”

“ He conseguido y puedo entender todo y a todos los que me rodean, siento equilibrio y como una paz tranquila que me satisface muchísimo. Sé inmediatamente lo que debo hacer en todas las situaciones como por arte de magia y después descubro que la solución ha sido magnífica”

“Siento una paz y un equilibrio supremo, como superior, no puedo explicarlo, pero a la vez esta sensación está equilibrada. No tengo ninguna duda que es la luz de la diosa”

“Cuando bailo me siento una con todo, estoy en conexión pero de una forma muy tranquila, es una sensación totalmente diferente a otros trabajos que he realizado. Esta sensación me sigue durante el resto del día, si se termina sólo tengo que volver a bailar para conectar”

"Estoy en el camino de reconectar y elevar mi vibración energética femenina manteniendo el equilibrio con absolutamente todo, con gran tranquilidad, confianza y sintiéndome la más bella"